Terry Riley
Lluís Cànovas Martí  /  4.6.2002

Compositor, teclista y saxofonista estadounidense (Colfax, California 1935). Creador de la corriente musical repetitiva, que a mediados de la década de 1960 tuvo una efímera existencia en Estados Unidos y en su In C (1964) la obra más representativa: 53 fórmulas melódicas y rítmicas que, sobre el soporte de una pulsación fija, giran en torno a la nota do, cuya disposición y número de repeticiones quedan al albur del intérprete o intérpretes, que deberán ejecutarla entre 45 y 90 minutos. La música de Riley fue precursora de la música minimalista que en la década siguiente compusieron sus compatriotas Steve Reich y Philip Glass, y acabó impregnando la música pop -especialmente la de Pink Floyd- y electrónica. De sólida formación académica, Riley estudió en el Instituto Estatal de San Francisco (1955-1957) y en la Universidad de Berkeley (1960-1961), e hizo prácticas en los estudios de la ORTF de París (1962-1964). Otra pieza destacada de ese primer período es A Rainbow in Curved Air (1969). Llevado por la fascinación orientalista propia de esos años, viajaría varias veces a la India -la primera en 1970- para estudiar con Pandit Pran Nath, maestro de la música clásica vocal del norte de la India, al que acompañó regularmente -hasta que murió en 1996- como percusionista de tabla y vocalista. Tocó también con el sitarista Krishna Batt y dio clases de composición y música india en el Mills College. En este centro conoció al violinista David Harrington, fundador del Cuarteto Kronos, que lo alentó a componer para esa formación: en 2001 su catálogo sumaba 12 Cuartetos de cuerda. En 1992 formó la compañía The Travelling Avantt-gaard, con la que estrenó su ópera de cámara The Saint Adolph King. Otras de sus obras son: Jade Palace (1990); el concierto para cuarteto y orquesta The Sands (1991); Uncled Jard (1998), para cuateto de saxofones; el concierto para piano y orquesta Banana Humberto 2000 (2000), e Y Bolanzero (2001), para conjunto de guitarras. Junto a su particular itinerario en la música culta -estigmatizada por la crítica debido a sus excesos comerciales- siempre ha mantenido un pie en el pop -de donde el clásico Church of Anthrax de los setenta, con John Cale, de la Velvet Underground-, en el jazz -colaboraciones con el también saxofonista George Brooks- o en el campo de la electroacústica -como en el Festival Sonar 2001 de Barcelona o en la presentación en esta misma ciudad de su Night Ragas (2002), junto al contrabajista Stefano Scodanibbio-.

Lluís Cànovas Martí, «Terry Riley»
Escrit per a Larousse 2000 (Actualización 2003), Barcelona, 2003